7 frases que debes evitar decir si quieres cambiar tu vida

FRASES A EVITAR SI QUIERES CAMBIAR DE VIDA

Si fuéramos conscientes del poder de la palabra sobre nuestro pensamiento y sobre nuestras acciones, pensaríamos mucho más alguna de nuestras frases. Especialmente en momentos de cambio y reflexión como los que nos ha tocado vivir, cambiar una sola palabra en una frase puede ser determinante. Aquí te compartimos algunas de las frases que jamás deberías decir si quieres cambiar tu vida.

¿cuales son las 7 frases que debes evitar decir si quieres cambiar tu vida y tener un actitud positiva?

  1. » Voy a intentar hacerlo»

    Lo de la intención es lo que cuenta en este caso no vale. La intención vale cuando hemos hecho algo mal aunque realmente lo queríamos hacer bien. Pero cuando se trata de cambiar, es importante que nuestro cerebro aprehenda de nuestras palabras. Atrévete a decir algo como » voy a hacerlo «, pero incluso añade fechas, objetivos, personas; cuanto más definido esté el reto, mejor.

  2. «tengo un problema»

    Normalmente en el coaching empresarial tratamos con personas que están dispuestas a cumplir retos, no problemas. Un problema se describe siempre hacia el exterior, hacia factores que no dependen de nosotros. En cambio, un reto o un desafío siempre nos implica y nos obliga a motivarnos más. Siempre se trabaja desde la voluntad de cambiarnos a nosotros mismos, de esforzarnos, porque muchas veces no podemos asegurar que los demás cambien a la misma velocidad o directamente que cambien.

  3. «No tengo tiempo»

    Cuando un cliente en sesión de coaching ejecutivo me pregunta por la gestión de su tiempo le invito a cambiar la palabra tiempo por prioridad. Todos tenemos el mismo tiempo, lo que no tenemos son las mismas prioridades. A veces consiste en algo tan fácil como saber identificar qué es urgente y qué es importante, qué es prioritario, y qué puedes delegar. Nos podemos ahorrar muchas clases de productividad dando la importancia que tiene a cada uno de estos conceptos.

    La gestión del tiempo tiene que ver casi siempre con una gestión de prioridades.

  4. «No estoy preparado para esto»

    Nadie está preparado para algo que no esperamos. La incertidumbre se ha colado en nuestras vidas con ganas de quedarse. Pero no podemos negar la evidencia, y no podemos mostrar aquello que no es verdad, o no del todo. Por supuesto que nadie es superman/superwoman, pero debemos generar la actitud necesaria para reaccionar y fluir con aquello que nos pueda venir, por muy terrorífico que sea.

  5. «Tengo que»

    El verbo tener surge desde la obligación. La voluntad siempre está relacionada con el querer. Cuando me dicen «tengo que» es que no les apetece nada hacer lo que viene después de eso. En cambio, cuando les obligo a mostrar voluntad, el cuento cambia su sentido por completo. Debemos movernos por voluntades, no por órdenes, desde el compromiso y no desde la obligación.

  6. No tengo la mente ni la capacidad de hacer esto.

    Otra vez aparece la culpabilidad, el fracaso y las pocas ganas de aprender en el cliente. ¿qué es tener la mente, ganar un premio nóbel? ¿cómo sabes que no tienes la capacidad si ni siquiera lo has intentado? ¿por qué no te dejas equivocar , si es que tiene que pasar así, y aceptas ese error como parte de tu carrera de aprendizaje? ¿quién te ha dicho que ya no queda nada por aprender?

  7. «Qué mala suerte tengo»

    Aquí hago un homenaje al gran Alex Rovira. La buena suerte es actitud. La mala suerte siempre aparece en la actitud de la víctima, del mártir. Las cosas pasan porque tienen que pasar , no porque te pertenezcan ni porque formen parte del mundo de la aleatoriedad negativa. Piensa qué te está poniendo la vida delante para que seas capaz de darle la vuelta. Y nada es fruto de la mala suerte. En cambio, de la buena suerte si , depende solo de tu actitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *