bloqueo emocional,covid,salvadores,oasis,respiro,parar,psicologia

A la búsqueda de un oasis en el desierto

El Covid19 sigue haciendo de las suyas. Sin quererlo está pasando a formar parte de nuestras vidas con unas dosis de realidad que siguen siendo pre-ocupantes. Lo que hace tan solo unos meses era impensable, hoy es una realidad difícil de creer. Pero está aquí. Y la debemos sostener sin perder la vista hacia el futuro. Es un desierto terriblemente duro, pero en el camino nos encontramos (o imaginamos) algunos oasis.

Ayer Pfizer anunciaba con un cierto orgullo la efectividad de su vacuna. Las bolsas se dispararon . Aun sabiendo que la prueba es exitosa, he de pensar que no es para ” tirar las campanas al vuelo ” . La efectividad no se ha medido por contacto con virus real efectivo . Es decir, a pesar de que la muestra es grande, los afortunados pacientes a los que se les ha inyectado la vacuna no han tenido por qué estar en contacto con el virus. Supongamos que a un grupo de población se les pone vacuna y a otros no (se les inyecta un placebo). Lo que mide el estudio es cuántos de los que se les ha inyectado la vacuna “cogen el virus con síntomas” y se comparan con los que se les ha inyectado el placebo… Una efectividad de un 90% implica que el grupo placebo se ha infectado importantemente -con síntomas en el 90% de los casos- y el de la vacuna no, o no tanto … pero no se especifica más…

¿es de verdad una película esto que estamos viviendo? 

Nos agarramos a un clavo ardiendo. Sigo despertándome muchas mañanas pensando que formo parte del guión de una película de terror. Pero que no logro salir de la escena en la que llegas a pensar que no hay salida. Yo esto del Covid lo planteo como un desierto sin fin. ¿es verdad que si te lanzan desde un avión con paracaídas en mitad de un desierto y empiezas a andar irremediablemente lo haces en círculo? Pues así me veo yo. Pero me imagino que en ese camino circular encuentro oasis. A veces alguien los pone ahí (como Pfizer, aunque no termine de creerles) , y otros los pongo yo (cojo el teléfono y llamo a un amigo o amiga que me haga reír , que me cuente cómo es su desierto particular).

«Lo que hace que el desierto sea hermoso es que en algún lugar se esconde un pozo».

Antoine de Saint-Exupery.

En Portugués – y en español, aunque lo usemos poco- la palabra presente, además de hacer referencia al tiempo actual, es también el modo en el que se habla de un regalo. Y hoy quiero imaginar, con todo lo que está pasando, que el presente es nuestro particular regalo. Quiero pensar también que cada minuto nuevo que estamos viviendo viene envuelto en un papel especial. Además, destino tiempo a abrirlo, a saborearlo, como un vino. Ayer justamente hablábamos de eso, de lo importante que es saborear, sin pesar en lo que tiene que venir después.

Hay gente más fuerte que otra. Gente que aun quedándose sin agua es capaz de montar un oasis en menos de un minuto y dar de beber a todos los que decidan acompañarle. Pero esa misma gente no disfruta de su oasis, piensa que no tiene derecho a gozarlo, y vuelven rápidamente al desierto. No disfrutan . No invierten su tiempo en pararse a pensar en lo afortunados /as que son , porque el futuro no deja de sorprenderles. Y a veces hay que parar. A disfrutar del oasis que alguien nos ha puesto, o el que nosotros hemos decidido crear.

A veces no sabemos por qué, el presente es como que no está, que se convierte en pasado porque no somos capaces de sostenerlo. 

Si, probablemente lo estés imaginando. Este coach tan metafórico me está hablando de algo que conozco hace tiempo. Algo a lo que no quiero enfrentarme , pero que se existe. El llamado bloqueo emocional. Eso que hace tan fuertes a los fuertes , pero que tiene como contrapartida una falta de emoción positiva, de disfrute. ¿conoces a alguien así? ¿que parece que va hacia delante sin miedo a nada? Pues cuidado, la felicidad no está en la velocidad, sino en cómo recorres el camino… con desierto o sin él.

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy