Saltar al contenido

Cómo Conseguir Aquello que queremos: Lecciones de Persuasión

persuasion,conseguir algo
Comparte este post y haz más feliz a alguien

Seguro que no te lo crees, pero el mayor vendedor del mundo en el Libro Guinness de los Récords es un vendedor de automóviles llamado Joe Girard. Nacido en Detroit en 1928, logró vender en 15 años más de 13.000 coches nuevos de la marca Chevrolet. Esa cifra da un promedio de seis vehículos cada 24 horas. ¿Pero qué hizo el bueno de Joe para conseguir esas cifras de éxito de forma recurrente? Hoy queremos hablar de éxito y de persuasión. ¿qué tenemos que hacer para conseguir aquello que queremos?

Si buscamos patrones comunes en personas que admiramos por el éxito que han tenido en sus vidas, a lo mejor nos sorprendemos. Joe Girard tiene una respuesta clara:

«Las personas quieren un trato justo de alguien con quien se sientan a gusto».

Joe Girard, record guiness al mayor vendedor del mundo.

Cuando se le pregunta sobre sus acciones y comportamientos específicos para hacer agradar a la gente, simplemente dice: «Les digo que me caen bien». Aunque parezca muy simple, detrás de esa respuesta está la ciencia. Es más probable que digamos ‘sí’ a las personas que nos caen bien. Y sin ninguna duda una forma de hacer que la gente te agrade es decirles que te agradan.

Girard envía una tarjeta a cada persona que compra un automóvil de él cada año, preguntándoles por su coche y recordándoles que les cae muy bien y que pasaron un buen momento » de venta » juntos. . Cuando llega el momento de comprar un coche nuevo, ¿a quién crees que llaman?

Seis Principios para Conseguir Siempre lo que Quieres (Los secretos de la Persuasión)

La persuasión es una habilidad imprescindible en cualquier actividad profesional y también en nuestro día a día como personas. Pero, ¿cuáles son las mejores técnicas de persuasión?, ¿qué elementos de la comunicación permiten conquistar al público? y ¿qué diferencia a un comunicador eficaz de un auténtico persuasor?. Todos los empleamos estos recursos pero también somos víctimas de ellos, y en cierto grado los usamos a diario, en nuestras interacciones con parejas, amigos, compañeros e hijos.

  1. Reciprocidad: Este principio es atemporal. Cuando eres amable con alguien, ellos son amables contigo. La clave para desbloquear la reciprocidad es ser el primero y ser muy positivo. La mayoría de las personas son pasivas: esperan a que alguien haga algo agradable antes de hacer algo agradable por ellos. Sin embargo, si eres positivo y tomas la iniciativa sin expectativas, no te haces la idea la velocidad a la que el otro va a reaccionar. La reciprocidad funciona en varios niveles. Por ejemplo , es más probable que confiemos en alguien que confía en nosotros. Pero también queremos ayudar a las personas que nos ayudan. La reciprocidad es la base para obtener favores, pedir ayuda y crear vínculos.
  2. Coherencia: Una vez que hemos tomado una decisión o adoptado una posición frente a alguien deberíamos comportarnos de manera coherente con ese compromiso. Es más fácil lograr que las personas cumplan con solicitudes si las ven como coherentes con lo que ya han dicho (especialmente si lo han hecho cuando tu estabas delante). Esto es la base de uno de los consejos más poderosos para conseguir aquello que queremos. Si les pides a las personas que te digan sus prioridades y objetivos, y luego alineas tus propuestas con eso en mente, les resultará más difícil decir no. Se trata de usar la figura del exceso, sin necesidad de repetir como un loro.
  3. Prueba Social: Usamos las acciones de los demás y la voluntad de seguir perteneciendo a un sistema para decidir el comportamiento adecuado para nosotros mismos. ¿Alguna vez te has preguntado por qué los programas de televisión tienen risas grabadas enlatadas? Es para que sepas cuándo tienes que reír. Es más probable que la gente diga sí cuando ve a otros haciéndolo también. Esto se amplifica en situaciones de incertidumbre, donde buscamos a otros para obtener indicaciones sobre lo que debemos hacer. Por eso funcionan también los ganchos o actores secundarios en el engaño de los trileros . La prueba social no es completamente mala. Es una de las principales formas en que aprendemos en la vida dado que nos ha tocado vivir en un entorno social determinado al que queremos pertenecer.
  4. Afinidad: Tu mejor amigo puede convencerte de casi cualquier cosa, sin importar lo absurdo que sea. Sin embargo, es casi imposible que alguien que no te agrada ( y viceversa ) te haga cambiar de opinión, no importa cuán obviamente correcto sea. ¿Quién puede decir no a un buen amigo? Una forma en que las personas explotan este principio es encontrar formas de agradarte. ¿Te gusta el cine clásico? A mí también. ¿Te gusta el fútbol? A mí también. ¿Te gusta leer historia? A mí también. Aunque a menudo estas afinidades son sinceras, a veces son estrategias de manipulación.
  5. Autoridad: Esto se relaciona directamente con nuestra tendencia a ser persuadidos directamente por figuras de autoridad que demuestran conocimiento, confianza y credibilidad. Desde pequeños, nos enseñan a escuchar a quienes están a cargo de algo o quienes ostentan el poder para hablar sobre algo. La mayoría de las veces, esto funciona bien, aunque a veces no. La confianza ciega, por mucho que sepan de algo, puede ser peligrosa. Por eso es importante demostrar conocimiento y autoridad pero no dominación.
  6. Escasez: Es de las estrategias más antiguas del marketing. De esto marcas como Apple y Rolex saben mucho. Yo añadiría escasez , exclusividad e hiper personalización. Todos queremos algo que otras personas no pueden tener. Si ofreces algo raro o escaso, es más probable que lo quieran. Y si eso escaso además es exclusivo y está personalizado para ti, más todavía. El recurso de » solo quedan 3 unidades» funciona en nuestra mente. Vaya si funciona.

Conclusión

La clave para conseguir aquello que queremos no siempre está en la agresión o la manipulación. La autenticidad y la construcción de relaciones personales son fundamentales. Desde la reciprocidad hasta la escasez, estos principios de persuasión son herramientas poderosas que todos podemos usar para alcanzar nuestros objetivos, siempre recordando que el respeto y la honestidad son la base de cualquier relación exitosa. Al fin y al cabo, se trata de entender a las personas, ganarse su aprecio y ofrecerles algo valioso a cambio. ¿cual es tu secreto para persuadir? ¡compártelo en comentarios!


Comparte este post y haz más feliz a alguien

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.