Saltar al contenido

Diez trucos prácticos para evitar la procrastinación

procrastinacion,dejar para otro día,planificación,productividad
Comparte este post y haz más feliz a alguien

Me voy a apuntar al gimnasio. Tengo que escribir un libro. Este año me planteo adelgazar para siempre. Voy a ordenar el armario. Cambiar de amigos y hacer nuevos planes. Voy a… voy a … y al final , nada de nada. Este es un momento en el que todos , absolutamente todos, nos proponemos cambiar muchas cosas en nuestra vida. Pero no siempre se cumplen nuestras expectativas… y algo que es peor, solo depende de nosotros , y nada más que de nosotros. ¿quieres conocer diez trucos prácticos para evitar la procrastinación?

Comienzo de año. Nuevos propósitos. Carta a los Reyes Magos. Si hay un momento del año en que cobra importancia la procrastinación como nunca, es el mes de Enero. Dejar las cosas para mañana puede ser un obstáculo considerable en nuestro camino hacia el éxito. Entonces ¿qué podemos hacer para evitar que nuestro comportamiento esté en línea con nuestros deseos? .

Aquí te presento 10 consejos prácticos que aplico con mis clientes de coaching ejecutivo para evitar la procrastinación y potenciar tu productividad.

 1.⁠ ⁠Aprende a planificar tu agenda con eficacia:
Inicia y acaba tu día con un plan y un orden claro. Establecer metas y prioridades te proporciona una guía clara, evitando que te desvíes fácilmente de tus propios objetivos. Genera un hábito de planificación diaria y cúmplelo.

 2.⁠ ⁠Aprende a valorar las partes y a no solo mirar el todo.
Rompe las tareas grandes en pequeños pasos. Yo a mis cliente les explico que sus objetivos son como castillos de Lego desechos. Esto hace que las responsabilidades parezcan menos abrumadoras y más manejables, facilitando la acción inmediata.

3.⁠ ⁠Establece Tiempos Límite:
Asigna plazos realistas para cada tarea. Esto te genera una sensación de urgencia y evita que pospongas indefinidamente. Funcionan muy bien los bloques de 25 minutos con descansos de 10 minutos cada 4 bloques.

 4.⁠ ⁠Elimina Distracciones:
Deja el teléfono móvil aparcado unas horas en el buzón del edificio. Identifica y elimina otras distracciones en tu entorno de trabajo ( electrónicas o no) . Olvida el teléfono, olvida al resto de la gente que tienes a tu lado. La concentración en momentos así es fundamental para lograr objetivos imposibles.

Dejar el teléfono móvil varias horas en el buzón de tu casa no sabes lo que ayuda para darte motivación.

 5.⁠ ⁠Encuentra un ritmo adecuado para ti:
Descubre cuándo eres más productivo durante el día y organiza tus tareas más importantes en esos momentos. Aprovechar tu energía pico aumenta la eficiencia. Quítate las ranas a primera hora … y deja los masajes y el spa para la última hora del día. Aprende cuándo tienes más creatividad y aprovecha ese momento para desarrollar tu ingenio.

6.⁠ ⁠Recibe tu premio y tu descanso, incluso con los pequeños logros:
Premia tus logros con pequeñas recompensas y toma descansos regulares. Esto ayuda a mantener alta tu motivación y reduce la fatiga mental…. el cerebro no es tan listo, pero funciona muy bien con premios y descansos (super) merecidos.

 7.⁠ ⁠Visualización Positiva:
Imagina el éxito, el «para qué» haces lo que haces, y visualiza los beneficios que lograrás cumpliendo con las tareas que te hayas planteado. Esto refuerza tu motivación y te ayuda a superar la tentación de procrastinar y a la vez te invitará a la acción .

Imagina tu «yo del futuro» habiendo superado el reto que te hayas propuesto.

 8.⁠ ⁠Establece Rutinas:
Construye rutinas diarias que incluyan tiempo dedicado a tareas específicas. Las rutinas proporcionan estructura y minimizan las decisiones impulsivas y ayudan a tu cerebro a que no le cuente tanto esfuerzo hacer aquello que «no le apetece» hacer.

 9.⁠ ⁠Delega Responsabilidades:
Si es posible, delega tareas que no requieran tu presencia. En consecuencia permite a los demás que cometan errores… pero haz solo aquello donde tu seas absolutamente imprescindible Esto te permite concentrarte al máximo en lo que realmente importa y reduce la carga de trabajo.

10.⁠ ⁠Aprende a Decir No:
Reconoce tus límites y aprende a decir no a compromisos que puedan interferir con tus objetivos. Por tanto, establecer límites saludables es esencial para evitar la procrastinación. Lo único que no puedes comprar en un supermercado es el tiempo necesario para hacer aquello que necesitas hacer… todo depende de ti, pero para disponer de más tiempo solo puedes hacerlo delegando correctamente y aprendiendo a decir que no. ( ganando en asertividad)

Así que ya sabes… si no encuentras fuerza para hacer algo, si te falta motivación para la acción, si te da pereza, te sientes vago/a y no sabes por qué , es probable que no estés cumpliendo al 100% todos los trucos prácticos para evitar la procrastinación que aquí te proponemos. ¡empieza el año haciendo todo aquello que te hayas planteado!


Comparte este post y haz más feliz a alguien

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.