Saltar al contenido

La matriz de Eisenhower al descubierto

importante,urgente,matriz,eisenhower
Comparte este post y haz más feliz a alguien

Es lunes. Ha sido un fin de semana reparador. Pero abres el correo y aquello parece no tener fin. Además tu jefe te está esperando para repasar la semana en su despacho. Y parece que uno de tus hijos necesita urgentemente ir al médico. ¿por dónde empiezo? La gestión del tiempo es un permanente reto en la vida moderna. Con la velocidad a la que estamos acostumbrados en las empresas, las responsabilidades familiares y las actividades personales, puede parecer que el tiempo se evapora en el aire sin que podamos controlarlo. ¿pero podemos comprar más tiempo? Pues no. En medio de este caos permanente, hoy te traigo una herramienta que promete ayudarnos a recuperar el control y maximizar nuestra productividad. Hoy te traigo la matriz de Eisenhower al descubierto.

Pero, ¿qué tan efectiva es realmente la Matriz de Eisenhower? ¿Y quién fue realmente el cerebro detrás de esta popular estrategia de gestión del tiempo?

Orígenes históricos ( o inventados ) de la Matriz de Eisenhower

La Matriz de Eisenhower lleva el nombre del que fue trigésimocuarto presidente de los Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower, quien supuestamente desarrolló esta técnica para gestionar sus propios quehaceres durante su impresionante carrera militar y política. Se dice que Eisenhower dividía sus tareas en cuatro cuadrantes basados en dos criterios: importancia y urgencia. Sin embargo, aquí es donde comienza la confusión… y la leyenda.

Aunque la técnica se atribuye comúnmente a Eisenhower, no hay evidencia sólida «empírica» de que él la haya inventado o utilizado. De hecho, parece que el nombre se originó al vincular la técnica con una famosa cita que se le atribuye a Eisenhower: “Lo importante rara vez es urgente y lo urgente rara vez es importante”. Esta asociación llevó a la popularización del término «Matriz de Eisenhower», a pesar de que el propio Eisenhower nunca reclamó haber desarrollado tal método, ni lo patentó, ni nada que se le parezca.

¿Cómo Funciona Realmente la Matriz de Eisenhower?

A pesar de sus dudosos orígenes, la Matriz de Eisenhower sigue siendo una herramienta valiosa para la gestión del tiempo. Consiste en dividir todas nuestras tareas en cuatro cuadrantes:

  1. Urgente e Importante: Tareas que requieren atención inmediata y son fundamentales para nuestros objetivos.
  2. Importante pero No Urgente: Tareas que contribuyen a nuestros objetivos a largo plazo pero no tienen una fecha límite inminente.
  3. Urgente pero No Importante: Tareas que pueden parecer urgentes pero no contribuyen significativamente a nuestros objetivos principales.
  4. Ni Urgente ni Importante: Tareas que son simplemente distracciones y pueden ser eliminadas sin remordimientos.

Al categorizar nuestras tareas de esta manera, podemos priorizar eficazmente y dedicar nuestro tiempo y energía a lo que realmente importa.

Más Allá de la Matriz: Estrategias Adicionales

Aunque la Matriz de Eisenhower es una herramienta útil, no es una solución milagrosa para la gestión del tiempo. Para aprovechar al máximo esta técnica, es importante combinarla con otras estrategias de productividad. Aquí hay algunas sugerencias:

  • Auto-interrogación: Antes de asignar una tarea a un cuadrante de la Matriz de Eisenhower, pregúntate si realmente contribuye a tus objetivos y valores más importantes, a los de la empresa, o a los de terceras personas. 
  • Los Cuatro D de la Gestión del Tiempo: Al utilizar la Matriz de Eisenhower, recuerda aplicar los principios de «Hacer», «Decidir», «Delegar» y «Eliminar» según corresponda a cada tarea. No te cortes a la hora de eliminar. Tampoco a la hora de delegar. 
  • Revisión Regular: No te conformes con simplemente crear una matriz y olvidarte de ella. Programa revisiones regulares para ajustar tus prioridades según sea necesario. Las necesidades cambian y las prioridades también. 

 

Matriz Eisenhower de Diego Antoñanzas De Toledo

 

Aprende a usar la matriz de Eisenhower

La Matriz de Eisenhower puede ser una herramienta poderosa para mejorar la gestión del tiempo y aumentar la productividad, pero es importante entender su verdadero propósito y cómo utilizarla de manera efectiva. Es importante saber que lo complicado a veces es definir qué es importante y qué es urgente… Importante es aquello que es estratégico y fundamental para la empresa o para nosotros mismos. Urgente es aquello que sólo puede hacerse hoy porque si se hace mañana algo grave puede pasar…. 

Este es uno de los muchos modelos de productividad que hay. Piensa que a veces el trabajo en equipo nos come en el día a día y conviene parar para realizar un curso sobre gestión del tiempo y productividad efectivo, donde aprendamos todos los modelos y herramientas que nos ayuden a organizarnos mejor y a encontrar el tiempo para lo verdaderamente importante. ¿tu ya sabes hacerlo? 


Comparte este post y haz más feliz a alguien

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.