liderazgo liquido,lider liquido,coaching,competencias

Llega el líder líquido, un nuevo estilo de liderazgo

El covid-19 ha acelerado todos los procesos de transformación digital. Pero si hay algo que ha hecho ha sido cambiarnos como personas. Y también como profesionales. En las empresas, el líder líquido es el directivo que toma las riendas del mundo incierto que nos ha tocado vivir. El nuevo líder se desenvuelve como pez en el agua. ¿Quieres ver qué caracteriza al liderazgo líquido?

Manuel ha regresado esta mañana a su oficina. Lleva 3 meses conectado a una pantalla 14 horas de media al día. No sólo para trabajar.  También ha ayudado a sus hijos a entender Google Classroom. Y ha aprendido a hacer la compra por internet. Nunca nadie le dijo que la dichosa transformación digital iba a llegar tan rápido a su vida. Y de forma tan obligatoria de cumplir. Hoy es más necesario que nunca estar abiertos al cambio. Porque ese cambio ha venido para quedarse de forma permanente.

Manuel es un nuevo líder líquido. Hoy incluso ha decidido quitarse la corbata. De una vez por todas. A no ser que su cliente se lo pida ( o la lleven todos sus clientes ) , hoy Manuel quiere estar cerca de los suyos . Debe ser capaz de ser uno más , de estar a su nivel. Y para eso , Manuel percibe que le faltan algunas competencias básicas.  La flexibilidad debe formar parte de su día a día. Y para tener mucha flexibilidad se deben de tomar muchas decisiones y ser responsables con las mismas.

El nuevo líderazgo líquido requiere mucho de “remangarse”

El mundo cambia muy rápidamente y la empresa  y sus trabajadores no pueden estar “viéndolas venir”. Deben ir en paralelo a esos cambios y a los movimientos de sus clientes. Todo es más rápido, pero sobre todo , todo debe ser mucho más ágil. La agilidad, como distinción de la rapidez, implica ser capaz de moverse en aguas turbulentas. Y sobre todo con la velocidad necesaria para satisfacer los deseos del cliente y del entorno (sociedad).

Cualquiera puede sostener el timón cuando el mar está en calma (Publilio Siro)

Pero los cambios son casi diarios. Las noticias , buenas o malas, llegan cada día. Y todas las noticias impactan en nuestros resultados. Pero también en las vidas de quienes nos compran . La gestión del cambio permanente con la asignación de nuevas funciones , objetivos, procesos , productos y servicios en línea con los cambios es fundamental. Por eso es muy importante rodearse de equipos multifuncionales. Estos equipos deben ser capaces de trabajar por proyectos y no en departamentos o por funciones.

Hoy trabajo aquí, tengo estos retos. Mañana, no lo sé, y debo estar dispuesto a lo que venga.

Por último, pero no menos importantes, el nuevo líder líquido debe de desarrollar y fomentar una serie de competencias emocionales imposibles de vincular con una máquina. Si hay algo que nos ha traído el COVID-19 es la humanización. Ahora todos somos más cercanos, más humanos. Debemos comprender más a los nuestros y respetar sus estados emocionales. La intuición, el respeto profundo, la emoción, la cercanía, la vulnerabilidad, la comunicación emocional… todas ellas son competencias puramente humanas que nuestros equipos nos van a demandar. Por eso Manuel debe remangarse. Debe bajar a la segunda planta y preguntar al primero que encuentre que “cómo está”. Porque interesarse por los empleados, por sus familias, por sus sentimientos, sus miedos y sus deseos es algo que el nuevo líder líquido debe de fomentar, trabajar y promover. Las personas , antes que nada.

Aquí abajo te dejo una infografía que describe muy bien a ese nuevo líder líquido. Y tu ¿cuáles de esas competencias has desarrollado y en cuáles tienes trabajo que hacer? Me pongo a tu disposición, y si lo que necesitas en un coach en Madrid para ejecutivos o alguien con quien sencillamente hablar, aquí me tienes.

 

 

 

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy