dinero,felicidad,coaching

No. El dinero no da la felicidad.

Es una de las preguntas que más se hace la gente en momentos de desesperación y agobio. ” Si tuviera todo el dinero del mundo , esto no me estaría pasando “. Pero… ¿realmente el dinero da la felicidad o como algunos se atreven a afirmar , por lo menos ayuda a ser más feliz? Sin hace spoiler del post, ya te podemos afirmar que no es oro todo lo que reluce, ni todo el oro del mundo puede ayudar  nuestra felicidad más que nosotros mismos.

Un día de hace unos años me encontré a un amigo mientras hacía la cola en la sucursal de una lotería de la Puerta del Sol. A pesar de haber estudiado estadística algunos años en la carrera, siempre apuesto por  la tradición de regalar lotería en Navidad. Siempre pierdo algo más de tiempo y compro en los sitios donde se que siempre toca algo (cuestión de probabilidad simple, más décimos vendidos, más probabilidad de que toque algo).

Sin pensarlo ni quererlo, mi amigo, que jamás se había enfrentado a la estadística tanto como yo, hizo una afirmación que me dejó de piedra: ” tienes más probabilidades de que te caigan tres rayos encima en un día despejado, a que te toque el gordo de Navidad. Además ¿crees que los ricos son más felices? ” . Allí me quedé pensando . No tanto en la probabilidad del premio, sino principalmente en la facilidad que tenemos los humanos en asociar dinero con felicidad.

En mi tarea de coach en Madrid para directivos , emprendedores y autónomos,  tengo todo tipo de clientes. Pero si hay alguno que me hace pensar más que otro es aquél con una vida más que resuelta. Estos clientes con la vida monetariamente resuelta vienen a consulta para manifestar expresamente su más que temida infelicidad . Es entonces cuando mis prejuicios salen más a la luz y me obliga a realizarme la pregunta del millón

¿pero esto de tener dinero no daba la felicidad de forma instantánea?

En el coaching ejecutivo lo más complicado es aceptar a nuestros clientes tal y como vengan, como se suele decir “nuestros clientes son siempre perfectos”. Pero irremediablemente y aplicando la estadística hoy puedo afirmar categóricamente que el dinero no da la felicidad.

El dinero puede ayudar a corto plazo a tener momentos de euforia , pero la felicidad solo depende de nosotros y de cómo interpretamos la realidad que tenemos . El dinero no da la felicidad.

Como digo, a corto plazo, sin duda una buena cuenta corriente nos puede llevar a escenarios idílicos soñados. Pero si no cuidamos nuestra salud mental, el dinero no solo ayuda sino que puede perjudicar nuestra carrera hacia la deseada felicidad.  A pesar de que estudios recientes afirman lo contrario , sin duda deberíamos ser conscientes de la importancia que tiene el saber donde invertir dinero. Y digo invertir, no gastar.

Porque invertir supone construir una personalidad fuerte, mientras que gastar supone poner parches temporales que no hacen sino incrementar la caída y depresión posterior.

Irse de vacaciones, comprarse una casa o un coche, disfrutar de una cena en un restaurante tres estrellas Michelin, codearse con la fama, … , las posibilidades de una cuenta corriente importante son infinitas. Pero ninguna de ellas ayudará en el camino de la felicidad. Debemos aprender a dominar nuestra mente e interpretar la realidad en nuestro único beneficio, siendo egoístas pero sin caer en el acopio innecesario.

A muchas de estas personas con dinero para comprar un barco les sugiero que antes de poner parches miren a ver qué les hace más felices. Muchas de las veces me encuentro con personas con gran corazón que terminan realizando un cambio de observador alucinante: cuanto más dan, más reciben. Eligen proyectos altruistas en los que invertir su dinero y, a veces mucho más valioso, su tiempo. Si no lo has visto todavía, mira el documental de Netflix de la labor desinteresada de Bill Gates con los saneamientos de África. Tener mucho dinero no ayuda a ser más felices. Pero saberlo dónde invertir si se hace bien, retorna mucha más felicidad que gastándolo inútilmente.

Y es que , saber contagiar felicidad correctamente es la manera más rápida de que te devuelvan el contagio. Os lo digo por experiencia, más que probada.

Y a ti ¿qué te hace feliz?

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy