Saltar al contenido

Seis trucos para vencer la ansiedad

vencer la ansiedad, trucos, consejos, coaching, psicología
Comparte este post y haz más feliz a alguien

La ansiedad es un estado emocional y mental que se caracteriza por una gran inquietud, una intensa excitación y una inseguridad personal extrema. El ser humano ha padecido ansiedad desde que existe. Fundamentalmente es una consecuencia de la permanencia de emociones básicas como el miedo o la tristeza entre otras. Y eso provoca ansiedad. ¿quieres vencer la ansiedad? Pues empieza aplicando estos seis trucos desde mañana mismo.

Trucos para vencer la ansiedad o al menos apaciaguarla en nuestro pensamiento

  1. Aprende a pensar en positivo

    una de las cosas que yo aprendido en pandemia esa que existen grandes diferencias entre lo que está pasando en realidad y como interpretamos con nuestra mente esa realidad. Creo que una de las grandes causas de la ansiedad tiene que ver con nuestro propio pensamiento. Creo que funciona un poco como un músculo, así que hay que entrenarlo a pensar en positivo. Lógicamente tenemos desgracias en nuestra vida, pero la mayor parte de las veces no son tal. Y muchas veces se trata de interpretaciones negativas que realizamos con nuestro pensamiento. Hay que entrenarlo para ver el lado positivo y sobre no imaginar algo negativo cuando todavía es tan solo una sospecha .

  2. Duerme bien.

    el descanso es una de las mayores y mejores maneras para entrenar nuestro cerebro, y el cansancio es uno de los mayores enemigos. Nuestros pensamientos tienen que nacer de un cuerpo descansado. Si la fatiga domina nuestro cuerpo y también nuestra mente es mucho más fácil que alimentemos esa ansiedad con pensamientos negativos. Por eso es muy importante dormir bien y descansar lo suficiente para poder entrenar nuestro cerebro de la forma correcta. 

  3. Práctica ejercicio físico

    es de las cosas que más me cuesta, pero también me consta que una vez realizado el trabajo físico tengo una recompensa inmediata y me encuentro mucho más preparado para afrontar la realidad que tenga que venir. La ansiedad se retroalimenta, y con la práctica de actividad deportiva, aunque sea leve, nos preparamos física y psíquicamente para tener un mayor control emocional. Y pensar en positivo. 

  4. Aprende a ser más consciente. Conócete a ti mismo.

    Conócete mejor a ti mismo: muchas veces la ansiedad tiene como origen un disparador. Recomiendo profundamente leer sobre la ansiedad, lo que nos ayudará a encontrar la principal causa de ese estado emocional. Te recomiendo no solo estudiar la materia, sino también dedicarte tiempo para conocerte y saber cuál es tu mayor debilidad, donde probablemente esté el disparador de esa sensación de ansiedad. Nada va a cambiar si no cambiamos nosotros mismos. Se práctico/a . Empieza a cambiar algo de tu vida por pequeño que sea.

  5. Practica la meditación

    la actividad de mindfulness o de meditación no va eliminar tus pensamientos negativos. Pero sí que va a provocar que tengas una mayor consciencia de los mismos, y siendo más consciente te va a permitir apartarlos de tu mente con una mayor rapidez y agilidad. Lamentablemente la meditación no tiene resultados cortoplacistas. Tienes que tener paciencia, y con la asiduidad y el establecimiento de rutinas diarias vas a ver resultados en unos meses que jamás imaginarias .

  6. Pide ayuda a un profesional del coaching o de la psicología

    si la ansiedad por la que estás pasando lleva ya tiempo instaurada y crees que tiene origen en problemas psicológicos más profundos, te recomiendo la visita de un terapeuta licenciado en psicología. Si por el contrario estás pasando por un momento de ansiedad temporal y necesitas ayuda para vislumbrar las causas y poner remedios que te ayuden a superarla a corto plazo, el coaching ejecutivo puede ayudarte.

Estaría encantado de que me llamaras y poder ayudarte en la resolución de tu reto y vencer la ansiedad. Tu problema tiene solución y no siempre requiere de una ayuda química.
A veces es necesario contactar con un profesional para que nos ayude a poner luz sobre nuestra consciencia y sobre la causa que nos está provocando esa ansiedad. Sin duda hay luz al otro lado del túnel. Y mucha. 


Comparte este post y haz más feliz a alguien

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.