Saltar al contenido

Cómo dar buen feedback a un colaborador

feedback,consejo,revisión anual, encuesta de clima, retroalimentación
Comparte este post y haz más feliz a alguien

El feedback es una herramienta muy útil en el mundo del coaching ejecutivo para profesionales. También lo es cuando hay que analizar la evaluación del desempeño, una encuesta de clima o una valoración 180 o 360. Desde el punto de vista de inteligencia emocional, dar un buen feedback es asegurar de antemano relaciones duraderas y francas, ya sea en entornos profesionales o personales . Pero ¿cómo se da un buen feedback?

De sobra es conocida la anécdota por la cual Henry Kissinger volvió loco a uno de sus secretarios al darle feedback sobre la preparación de un discurso que tenía que hacer ¿es esto lo mejor que puedes hacerlo? Sin ánimo de hacer spoiler, merece la pena leer la historia . Y es que como directivos, no siempre damos un feedback de forma correcta, o no siempre decimos algo que sea útil para quien lo recibe (que al fin y al cabo es lo mismo) .

¿Cómo dar un buen feedback de manera constructiva, util y eficaz sin perder un ápice de liderazgo positivo? Pues aquí te cuento algunos trucos y secretos sobre cómo dar un buen feedback a un empleado, a un proveedor , a un cliente , o incluso a tu marido o esposa. Porque se trata de hablar de persona a persona, sin destruir, sin querer convencer, y respetando al máximo el individualismo de la otra parte.

Lo primero que debemos de tener cuidado es cómo llamamos al feedback. No existe palabra en español que se asemeje a la palabra inglesa, aunque podríamos hablar de retroalimentación. O incluso de crítica constructiva… pero claro, la palabra crítica ya está llena de connotaciones negativas. Lo ideal es mantener una conversación donde se digan las cosas como son pero sin dañar (o al menos intentarlo) a la persona que tienes delante. Pero ¿cómo se logra eso?

Trucos para dar buen feedback

  1. Sé muy preciso en tus comentarios.

    «me gusta lo que haces» … es poco descriptivo. Si lo que quieres es que se repita algo que está haciendo bien en el futuro ( tal y como lo está haciendo ) debes ser muy específico en la descripción de aquello que está haciendo bien. «me gusta mucho cómo presentas los resultados financieros trimestrales al consejo de administración» , sería una buena frase. En cambio «me gusta mucho como presentas » no sería tan buena. Lógicamente esto aplica todavía más a las áreas de mejora. Cuanto más especificadas estén, mejor.

  2. Siempre debemos enfocarnos en el cómo ( proceso , método ) y no tanto en el resultado

    Al final el resultado es la consecuencia de un proceso o un procedimiento de actuación. Debemos ser muy conscientes de lo importante que es un proceso para la consecución de un resultado. Muchas veces, el resultado no podemos cambiarlo, pero sí que podemos mejorar el cómo se ha llegado a ese resultado ( tiempos invertidos, métodos de actuación, procedimientos…)

  3. Sólo deberíamos alabar o criticar aquellos aspectos cuya influencia esté relacionada directamente con nuestro interlocutor

    Es decir, deberíamos podernos fijar y comentar exclusivamente aquellos factores que dependan al 100 por 100 de la persona a la que estemos dando feedback. Los factores externos son imposibles de modificar por muy bueno que seamos en esta tarea de resaltar lo bueno y lo malo de una acción.

  4. Comenta desde tus emociones

    En vez de afirmar hechos opinables , como por ejemplo » lo que haces es absolutamente deplorable», puedes decir » lo que yo siento cuanto tu haces esto es una profunda tristeza». Nadie se puede meter con lo que tú sientes. En cambio, los calificativos gratuitos no funcionan y pueden producir mucho malestar en la persona a la que estamos ofreciendo feedback.

  5. Invierte mucho en curiosidad

    Muchas veces nos atrevemos a calificar algunos procedimientos de forma negativa o positiva sin conocer a fondo el por qué ( o mejor el para qué ) de esos procesos. Por eso te invito a que indagues de forma curiosa en la manera que tu interlocutor/a tiene de hacer las cosas. De esta manera percibirá que tienes un verdadero interés por saber cómo hace lo que hace y que por tanto tus palabras son expresadas desde el más profundo conocimiento e interés por su persona.

  6. Muestra gratitud

    Jamás podemos imaginar el esfuerzo que supone para alguien haber conseguido lo que ha conseguido. Lo que para nosotros puede resultar fácil para la otra persona puede ser muy complicado y viceversa. Por eso es súper importante mostrar agradecimiento, humildad, apreciación de la capacidad de esfuerzo. Esto siempre ayuda a construir relaciones más duraderas y sólidas.

¿y tú? ¿tienes algún truco sobre cómo dar un buen feedback y no morir en el intento?


Comparte este post y haz más feliz a alguien

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.