Saltar al contenido

Cómo será el liderazgo en el 2024

LIDERAZGO EN EL 2024, CLAVES DE LIDERAZGO
Comparte este post y haz más feliz a alguien

Esta misma mañana me han llamado de una entidad financiera para dar una conferencia de motivación a sus directivos en su reunión preparativa del año que ahora va a entrar. Son días en los que deberíamos poner un especial foco de atención en sus necesidades. Y aunque puedo intuirlas, les he pedido que me las ponga por escrito. No hay nada como saber qué está ahora mismo en el pensamiento de esos líderes y qué les gustaría ( a los que me contratan) que estuviera. El antes y el después. La foto de hoy, vs. la foto de mañana. ¿quieres saber cómo será el liderazgo en el 2024? Pues sigue leyendo

Es curioso que a pesar de haber escrito sobre liderazgo líquido como el nuevo líder del siglo XXI, el mundo sigue avanzando a un ritmo absolutamente intrépido. Esta velocidad indudablemente afecta a la forma en la que los líderes desarrollan su liderazgo. Por eso es importante escribir una buena carta a los Reyes Magos, contándoles qué te gustaría ganar como líder, pero sobre todo, – y mucho más difícil- qué te gustaría perder.

Ayer mismo estuve dando una charla motivacional para las entidades del tercer sector (ONG’s) . Me invitaba la Comisión española de Ayuda al Refugiado ( CEAR ) . El caso es que todos llegamos a la misma conclusión: El mundo en el que vivimos es un mundo lleno de incertidumbre y, también a veces, de turbulencias que no hacen nada fácil nuestro trabajo como líderes.

¿cómo será el liderazgo en el 2024?

Hace años, las empresas estaban todas enfocadas en la estabilidad, la escalabilidad y la previsibilidad. Pero esa forma de trabajar ya no funciona. Muchas empresas están cambiando ( afortunadamente ) el chip y se están dando cuenta de que deben ir más allá de maximizar las ganancias para los accionistas y empezar a pensar en el impacto más amplio de lo que hacen.

Se está creando una nueva forma de organización y gestión, ¿sabes de qué va esta nueva forma de liderazgo ? Muchas empresas , independientemente del sector que les haya tocado vivir, cuentan con un enfoque más abierto, fluido y adaptable. Están desarrollando la creatividad, la curiosidad, la pasión y las habilidades de su gente, repensando sus estrategias y poniendo en el centro la entrega de valor a todas las partes involucradas (stakeholderes) . ¡Y cuando digo a todos, digo a todos, incluyendo empleados, proveedores, clientes…! ¡Una revolución total en la forma de pensar!

El juego está cambiando de líderes individuales a equipos de liderazgo transversales que dirigen el negocio. La jerarquía antigua ya no sirve para enfrentar las demandas actuales.

Las empresas que quieren brillar necesitan líderes responsables ( que actúen como personas) de sus funciones.

Pero el liderazgo real está en esos equipos que trabajan juntos para el bien de la organización.

¿qué habilidades debería desarrollar un líder en el año 2024 para que, sin abandonar las ganancias, los resultados y los antiguos Kpi’s de desarrollo de negocio tengan éxito en este mundo caótico e impredecible? Pues te lo quiero resumir en cinco características del liderazgo que deberían practicarse en el año que ahora comienza:

Cómo será el liderazgo en el 2024

  1. Dejemos de pensar sólo en resultados y accionistas. Pasemos a trabajar también para lograr la satisfacción de un mayor núcleo de personas.

    Todavía recuerdo cómo en mi trabajo en Siemens ( allá por el año 2000) la Intranet tan sólo reflejaba la cotización el valor en la bolsa de Frankfurt. Esto hoy ha pasado a un segundo plano, dado que el valor de la acción tendrá en cuenta factores como el cuidado de los empleados y proveedores, o el desarrollo de políticas sostenibles que permitan dejar un legado positivo en el mundo que nos ha tocado vivir.

  2. Demos paso a la co-creación – El liderazgo individual ha muerto.

    El ordeno y mando se ha acabado . La co-creación en equipos transversales y multidisciplinales es la nueva forma de generar valor para la sociedad y para el entorno. Cuantos más equipos de trabajo haya mejor. Hoy en día la única forma de fidelizar empleados es hacerles ver el valor que están aportando cada día y para eso la co-creación en los proyectos y las tomas de decisiones es fundamental. Por eso no está triunfando el teletrabajo en España , porque necesitamos compartir con otros nuestros pensamientos, nuestras ideas y por qué no, nuestras decisiones.

  3. El valor diferenciador es la sensación de pertenencia y la mentalidad de empresario extendida a todos los que forman parte den negocio.

    Si quieres tener equipos comprometidos, tendrás que darles poder para que desarrollen su creatividad al máximo. Hoy prima el hacerles creer que son socios de tu negocio,. La mentalidad de propietario (respaldada por uno bonus a ser posible) complementa la sensación de que su valía y aportación son fundamentales para conseguir todos los retos y desafíos a los que nos efrentamos. Tendrás que agradecer mucho, y dedicar tiempo activo de calidad a escuchar sus necesidades como «propietarios» del negocio

  4. Permite errores. También tuyos.

    Yo era de los que pensaba que la vulnerabilidad era mi mayor debilidad. Hasta que un día descubrí que era mi mayor fortaleza como persona. Mostrar vulnerabilidad es la forma más rápida de empatizar con las personas. Y también debes permitir que otros la muestren contigo. El error debe tener como consecuencia un mayor deseo de aprendizaje, y nunca debe formar parte de una cadena de castigos. El miedo ya no mueve a las personas. Es la pasión y la sensación de estar haciendo cosas grandes lo que hace que una persona crezca y permanezca al lado del líder que le inspira.

  5. Tratemos a las personas como personas. No como profesionales.

    El covid tuvo muchas cosas malas. Pero puso el contador a cero a todo el mundo. Esta ducha fría de realismo nos tiene que ayudar para valorar a las personas como personas. Y no como medios de producción. Porque las emociones, el cuidado mental, la salud física y psicológica son lo que nos diferencia como personas frente a las máquinas a las que tanto tememos. Destina tiempo a escuchar empáticamente. Quítate tus zapatos antes de ponerte los suyos. Aprende a dedicar tiempo activo a escucharles, a conocer su versión de la realidad.

El liderazgo en el 2024 debe dar paso a personas y entidades con propósito, a líderes que huyan de la jerarquía establecida, que permitan el error como parte de la cadena de aprendizaje, que sepan escuchar a sus equipos y dediquen tiempo a ello, que vean que lo importante en la vida es lo que pasa a partir de las 7 de la tarde y que respeten al máximo el tiempo y la vida de sus colaboradores.

Si logras alcanzar ese nuevo estilo de liderazgo no sólo obtendrás grandes resultados (financieros y emocionales) sino que también redundará en mundo mucho más feliz para todos.


Comparte este post y haz más feliz a alguien

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.