Saltar al contenido

Cómo sobrevivir a una cena con tu cuñado

cuñado,cena de nochebuena,navidad
Comparte este post y haz más feliz a alguien

A todos nos toca todos los años. A mí también.Y aunque yo me lleve estupendamente bien con mis cuñados ( seguro que me leen ), no está de más hacer un pequeño manual para sobrevivir, sin peleas ni broncas, a las cenas y comidas que vienen por delante en estas fiestas navideñas. Es un clásico:  reuniones familiares no siempre implican paz y felicidad… aprende a gestionar tus emociones con un éxito prácticamente asegurado. Si quieres saber de verdad cómo sobrevivir una cena con tu cuñado, este artículo es para ti.

Nos quedan días por delante muy felices para algunos, pero muy complicados para otros . Soy de los que piensa que lo ideal es que te lleves genial con tu familia genética y política. Pero si no es así yo soy soy fan de la familia que uno decide tener, sea la genética o no. Dicho esto, vivimos en un país en el que todavía no está bien visto no acudir a la cena o comida de Navidad.  Porque al fin y al cabo se trata de la familia, de “tu familia” . ¿ y cómo no vas a ir? No os hacéis  la idea la cantidad de problemas que conlleva no tener un concepto claro de lo que implica la familia y lo que no.

Por eso, hoy quiero compartir con vosotros cinco secretos clave para sobrevivir a los encuentros de familia navideños

Cómo sobrevivir a una cena con tu cuñado

  1. Evita ciertos temas de conversación conflictivos.

    ya sabéis que hablar de religión y de política es peligroso ya de por sí, pero si lo haces con tu cuñado, los brillantes cuchillos pueden saltar por los aires en vez de servir para cortar el pavo . Si hay alguien que tiene que cortarse aquí eres tú. Se trata de un par de horas, así que no creo que sea una misión imposible.

  2. Prohibido hablar de aspectos físicos de cualquiera de los invitados.

    Especialmente si se trata de algún comentario acerca del peso , de la calvicie , o de la vestimenta de tu cuñada . Te aseguro que la gente no engorda queriendo … y aunque nos queramos cuidar en nuestro aspecto físico no siempre podemos o nuestro cuerpo no funciona como el del resto . Por eso es mejor no comentarlo. Las sensibilidades están muy atentas y vulnerables en encuentros como estos .

  3. Practica la empatía , la de verdad.

    Y es que una vez más te digo que para ponerte los zapatos de la persona que tienes delante, tienes que quitarte primero los tuyos propios. Una pregunta neutra como la de ¿todavía no tienes novia? Puede ser mucho más dañina de lo que parece. Así que antes de preguntar y de sacar un tema de conversación aplica la inteligencia emocional y piénsatelo dos veces. No sabes lo que te lo vas agradecer luego.

  4. Usa la escucha activa de forma permanente, no te relajes.

    Es el mejor tiempo del año para escuchar más y hablar menos.Las interrupciones son consideradas por muchos como ataques frontales. Por eso es importante que dejes que cada uno exprese aquello que piensa o siente sin miedo a ser juzgado (o condenado) públicamente por ello . Escucha más , habla menos , e intenta ponerte siempre en la piel del otro para evitar susceptibilidades. Aplica la curiosidad , y muestra interés real por lo que te cuentan y por quien te lo cuenta.

  5. Enfócate en lo positivo .

    A pesar de los 4 consejos anteriores siempre habrá temas más difíciles de evitar que si o si se pondrán encima de la mesa . Y aunque tu hayas establecido límites y fronteras , los otros no son tan cautelosos y pueden sacar tu peor yo. Por eso intenta sacar siempre el lado positivo . Aunque no lo pienses, todo, por muy malo que sea, tiene una cara positiva y más alegre. Céntrate en esa parte positiva y deja que fluya la alegría y la felicidad familiar de forma ágil y sencilla….

La gestión de conflictos es una de las áreas en las cuales me encanta trabajar como coach ejecutivo . Porque la mayor parte de la solución (casi) siempre está en nosotros , en nuestra actitud ante esos supuestos conflictos. 

Por eso es fundamental para sobrevivir al cuñado , a la suegra o a tu prima política , practicar mucho la empatía y sobre todo saber que por muy larga que sea la cena siempre podremos decir que dormimos en casa porque roncamos mucho 😉 … feliz Navidad 🎄


Comparte este post y haz más feliz a alguien

2 comentarios en «Cómo sobrevivir a una cena con tu cuñado»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.