Cómo soportar a personas insoportables

trucos,consejos,toxicos,personas,toxicas
Comparte contenido y haz más feliz a alguien que quieres

España está sumida en una escala de contagios. Las cenas y comidas típicas de estas fechas se están viendo alteradas con anulaciones de última hora, cancelaciones inesperadas e improvisaciones ingeniosas. La variante Omicron ,lejos de afectar a nuestra salud en plena temporada navideña, también está provocando ciertos alivios para aquellas personas que temen los encuentros familiares no deseados. Este año, nada de cenas ni comidas obligadas. Y si estáis todos bien de salud, en este post te contamos cómo soportar a personas insoportables y no fatigarse en el intento…

Más allá de jocosidades e ironías, está claro que soportar a personas irascibles no es nada fácil. De hecho, siempre recomiendo en la medida de lo que uno pueda , separarse de personas tóxicas. La toxicidad no sólo es mala para quien la ejerce o padece. También contagia de negatividad a todo aquel que decida cruzarse por sus caminos. En el coaching ejecutivo detectamos muchos clientes que están sometidos en sus trabajos a jefes insoportables. Y como no siempre es fácil cambiar de trabajo, llegan a la sesión con la esperanza de encontrar cómo soportar a personas insoportables. Ya sean sus jefes o estén ocupando cualquier otra posición de su vida. La pandemia, lejos de mejorar situaciones así, ha aportado su dosis de pimienta . Parece que el Covid 19  no ha hecho sino empeorar las situaciones en las que todavía existía cierta esperanza de mejorar.

Lo primero es saber detectar a personas insoportables de forma crónica. Puede ser que nos equivoquemos, y que ese cuñado que nos ha tocado al lado en la cena de nochebuena haya tenido un mal día y sencillamente lo esté pagando con nosotros. Las personas tóxicas o insoportables por definición están permanente en un estado anímico parecido. Todo les parece mal, no son capaces de ver el lado positivo de las cosas, y responden a cualquier pregunta con irritabilidad, enfado y negatividad. Esto más allá de mejorar con el tiempo puede llegar a ser crónico, desembocar en una depresión o en un estado de ansiedad permanente. Si la persona llega a ese estado, lo ideal es pedir ayuda médica experta.


Si creemos que todavía hay esperanza y no hay riesgo de un estado clínico más preocupante, todavía podemos poner de nuestra parte para intentar solucionar ese estado irritable permanente.

Tenemos que pensar que la irritabilidad se retroalimenta . Es decir, con la práctica de un estado negativo de forma repetitiva la persona se va «creciendo» y dar marcha atrás en sus pensamientos es un trabajo inútil y agotador. Además conforme van avanzando en su negatividad son incapaces de ver nada positivo, de disfrutar con nada, como si una niebla les impidiera ver la realidad cuando ésta es reconfortante.

Como resultado de une estado así , vuestra relación puede volverse tensa y distante y la persona irritable terminará aislándose, lo que a su vez aumentará su irritabilidad y su sentimiento de que nadie más parece entender por lo que están pasando. Es entonces cuándo podemos actuar y evitar un mal mayor.

Si quieres saber cómo soportar a una persona insoportable, empieza por aplicar estas medidas urgentes y empezarás a ver pronto resultados:

Pon consciencia en sus actos de forma amable. Poner consciencia, hacerles ver que están actuando desde la negatividad, ayuda enormemente a frenar su sentimiento, a pensarse dos veces las cosas antes de actuar inconscientemente.

Diles cómo te sientes con tu actitud . Hablar desde la emoción nunca nunca nunca sienta mal. Utiliza frases del estilo » con lo que tu haces o como tú te comportas, me haces sentir triste/preocupado/enojado»… Hablar desde la emoción siempre implica mostrar vulnerabilidad. Y la vulnerabilidad ayuda enormemente a empatizar.

Oblígales a ver lados positivos. A no irse a la cama sin haber pensado en 3 cosas positivas del día sobre ellos/as mismos , o 3 escenas de las que sean capaces de ver algo optimista, algo bueno, algo que les «invite» a apreciar la vida como es, con sus lados dulces y también amargos.

Hazles saber que haber llegado hasta ahí no es fácil, ni tampoco salir de ese estado irritable permanente es un camino de rosas. Que le entiendes, que tu alguna vez (aunque sea por un poco espacio de tiempo), has pasado por lo mismo. Y que vas a apreciar cada uno de sus movimientos positivos porque sabes lo arduos y difíciles que son de alcanzar. Premia sus avances, agradéceselos.

Si a pesar de todo lo anterior la situación no mejora a veces es mejor dar un paso atrás y dejar que el tiempo termine curando su irritabilidad. Los estados de ánimo van y vienen e incluso las emociones y sentimientos asociados tienden a manifestarse en ciclos. Y el tiempo todo lo cura, inexplicablemente y aunque ahora te cueste creerlo.


Comparte contenido y haz más feliz a alguien que quieres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.