Cómo trabajar con personas tóxicas

personas tóxicas en el trabajo, compañeros tóxicos, jefes tóxicos

Los conflictos laborales son necesarios, al menos los buenos. Un conflicto bueno es aquel en el que existe disparidad de opiniones y se plantea un espacio y un tiempo donde normalmente se llega a un acuerdo o alguien termina por decidir asumiendo las consecuencias. El problema surge cuando en tu equipo, con tu jefe, o con tus pares (normalmente aquí es donde más se da) , existe una persona que genera conflicto permanente. Del conflicto, malo, del chungo. ¿qué podemos hacer para evitar que esta persona nos arruine profesionalmente hablando?

Trabajar con personas tóxicas o altamente conflictivas es agotador. Lo digo por experiencia. Una vez tuve en mi equipo a una colaboradora que a pesar de trabajar bien y tener un impecable historial profesional era una buscadora profesional de conflictos. Las personas tóxicas o conflictivas profesionalmente hablando están siempre buscando una razón negativa en cualquier acto , lugar , evento, proceso o persona de la que quejarse o a la que atacar. Son especialmente beligerantes con las personas más débiles, a las que atacan como si no hubiera un mañana.

Recuerdo un jefe de área que escribía todos los mails en MAYÚSCULAS. Era director de área comercial y realizar cualquier tipo de actividad con él siempre acababa en problemas. Y lo que era peor, posteriormente se encargaba de difundir esos «PROBLEMAS» con el resto de compañía. Sólo se llevaba bien con aquellas personas que le dieran permanentemente la razón en todo. Y claro, yo no era una de esas personas. Pero con el tiempo , descubrí algunos trucos que hoy quiero compartir con vosotros.

Lo fácil hubiera sido distanciarme de estas personas tóxicas o conflictivas. Pero si quería que mi expediente no se viera afectado , no me quedaba más remedio que seguir tratando con ellas.

Entre las acciones clásicas de los trabajadores tóxicos están la acusación permanente, las zancadillas, la envidia , la difusión de rumores infundados, el dividir a las personas entre buenas y malas , y la falta de valoración del trabajo de los demás.

Una de las primeras cosas que aprendí es que jamás hay que entrar en su juego, porque entonces se crecen más. No entres a discutir cuando sabes que la discusión tiene su origen en una persona que solo busca el conflicto. En cambio, intenta buscar tiempo para escucharles más. Suelen ser personas con graves problemas de autoestima, por lo que están buscando complicidad. Escucharles no quiere decir que compartas todos sus pensamientos. Quiere decir dedicarles más tiempo.

Intenta desmenuzar los puntos de conflicto. A veces una visión global les impide ponerse de acuerdo, pero si rompemos ese área de conflicto en pequeñas partes seguro que llegáis a mini acuerdos sobre los que será más fáciles llegar a un entendimiento. Por otro lado, también funciona generar una situación ideal futura y construir desde el presente. Hay personas que se obsesionan con el pasado y con el presente y no son capaces de ver un futuro ideal en el que trabajar.

La curiosidad , preguntar mucho los «para qué» de su cabreo, vivir la misma historia desde la emoción ( por ejemplo, qué sientes cuando … o incluso » lo que a mi me pasa cuando estás así es que»…) , suele funcionar muy bien en personas tóxicas. Intenta averiguar qué está pasando. Muchas veces subyacen problemas y conflictos personales que arrastra al entorno profesional con actitudes poco amigables. Es aquí donde los profesionales del coaching empresarial somos más capaces en la resolución de un problema cuyo origen difiere del origen conocido.

Por último, siempre que pongáis encima de la mesa cualquier tipo de conflicto , ayuda muchísimo hablar en positivo de algo o de alguien , incluso más veces que en negativo. Es decir, si se trata de una persona, por cada comportamiento negativo obligémosnos a contar 2 positivos. Si se trata de entornos eventos o circunstancias tóxicas hagamos lo mismo. No todo es malo, ni todo es bueno… siempre se pueden ver las dos caras de una misma historia y eso ayuda enormemente a solucionar conflictos.

¿Y tú? ¿tienes algún truco para superar personas conflictivas? Coméntalo aquí abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *