Cómo detectar personas tóxicas en nuestras vidas

personas toxicas,como detectar toxicos, toxicidad

La toxicidad en las personas es uno de los mayores males del Siglo XXI . Todos tenemos días malos, días en los que mostramos un humor de perros y en los que a veces pagan justos por pecadores. Pero hay personas que mantienen esta actitud de forma permanente, enfadadas con el mundo y con sus habitantes. ¿quieres aprender a detectar cuándo alguien es tóxico?

La primera regla general para diferenciar alguien que tiene un mal día de alguien tóxico es que los segundos muestran vulnerabilidad. Es decir, son capaces de pedir perdón, de reconocer su rabia interior y de mostrar tristeza por su comportamiento. En cambio, alguien tóxico niega permanentemente la realidad, piensa que su comportamiento es normal y encaja perfectamente con el ambiente social en el que le ha tocado vivir.

Otra de las maneras de detectar toxicidad en una persona es cuando de forma repetida te insulta y saca a la luz aquello que más te duele que se muestre / perciba de ti. Por ejemplo, si sabe que te molesta estar gordo, te hará alguna pregunta del estilo de … » estas Navidades, te has comido lo más grande , ¿no? «.

Si lo que estás buscando es cómo detectar personas tóxicas te invitamos a que les cuentes un secreto tuyo. Algo que no quieres que nadie sepa de ti. Si al día siguiente está publicado en la gaceta del barrio, esa persona no te conviene nada. Descaradamente esta persona te está mostrando poca o nula importancia acerca de tus sentimientos.

Si alguien es incapaz de controlar sus gritos contigo, siendo imposible prever sus emociones y sentimientos hacia ti porque cada vez reacciona de forma distinta, es probable que esa persona no te interese absolutamente nada. Deja que se lleva, o sencillamente, provoca no volver a verla.

Otro síntoma de toxicidad es el post encuentro. Y es que hay amigos con los que después de estar un rato sientes una sensación de liviandad cuando se van, como si tu propio cuerpo bajara sus defensas. Si este es tu caso, a lo mejor tienes que pensar que no te conviene nada quedar con esa persona. El cuerpo siempre habla por algo.

Sólo aparecen cuando hay buenas nuevas. Jamás llegan para echarte una mano, y si lo hacen , te lo van a estar restregando de por vida. Siempre quieren ser el centro de atención, su vida gira en torno a ellos mismos y sus circunstancias. La palabra empatía , el ponerse de verdad en tus zapatos, es algo que ni en sus mejores sueños aparece.

Tratan de cambiar tu personalidad, tus emociones, tus sentimientos. Tratan de modificarte a ti , hacerte ver que el único comportamiento y pensamiento aceptado es el que ellos tienen. No existe ningún otro , y jamás te aceptarán como eres, sino como a ellos les gustaría que tu fueras.

¿te sientes identificado? ¿crees que tu autoestima está por los suelos cada vez que quedas con esa persona? ¿a continuación te sientes triste y aparece la palabra culpabilidad de un lado a otro de tu mente? ¿encuentras que eres el culpable de la desgracia de tener la vida que tienes?

Yo te invitaría siempre a intentar dar una segunda (he dicho segunda, no tercera) oportunidad a esa persona que ha decidido cruzarse en tu vida. Hazle saber qué es lo que a ti te pasa cuando quedas con él o con ella. Jamás nadie se puede meter contigo con lo que a ti te pasa con sus actitudes. Exponlas claramente, sin miedo . Con suerte se hará consciente y pondrá remedio a su mal. Suelen ser personas con bajos o nulos autoestimas que han sufrido mucho y pretenden que el resto de la humanidad «sufra» también con ellos. Háblales de como te sientes, pero también deja bien claro que tu no puedes cambiar, que son ellos los que si quieren mantener tu amistad, deben modificar sus comportamientos.

A veces el exponer con vulnerabilidad y sinceridad nuestras emociones más tristes la gente reacciona. Otras tan solo pone parches negacionistas de la realidad que se mantienen vivos poco tiempo. Es entonces cuando hay que ROMPER con esas relaciones, haciéndoselo saber previamente. No abandones sin dejar claro por qué te vas, sin que puedan llegar a pensar en otros motivos de abandono. Si te hace daño, díselo, no dejes lugar a las dudas.

A veces es posible que el abandonar una relación, personal o profesional , requiera de una ayuda externa. No siempre es fácil y es un reto muchas veces largo y cansino. Pero desde el coaching ontológico también podemos ayudarte a tomar la decisión y sobre todo a la aceptación de la misma, sea cual sea tu pensamiento y tu actitud. Si necesitas ayuda profesional, no dudes en contactarme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *